La hermandad de la Unesco

Nuestros representantes en los eventos internacionales de la red de Ciudades Creativas de la Gastronomía de la Unesco son un equipo. Y eso se nota cuando viajan, y en casa. Como en esta comida de trabajo en el Marino Rotes, donde se reunió recientemente la comitiva que viajó a Bergen, Noruega.  La unión hace la fuerza y se suceden los éxitos. Tras Noruega, Suecia, que supuso un importante reconocimiento, como os avanzamos en el post anterior.
El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, y la presidende AEHTMA, Cristina Sellés, así como personal técnico del departamento de Turismo, de Dénia Creative City y directivos de Bodegas Xaló y de Biomoscatell preparan las siguientes convenciones. Y siempre pueden contar con El Marino, orgulloso de ser parte de esta familia. 
0 comentarios

Östersund-Dénia-Parma

El nombramiento de Dénia por la Unesco como ciudad creativa de la Gastronomía fue, hace 9 meses, un reconocimiento apabullante. También supuso un reto. En este tiempo, hemos dado a conocer nuestros productos y nuestra cocina, aderezados con una entrega total y el acogedor carácter mediterráneo. En Bélgica, Noruega y por último, en Suecia, este trabajo ha dado sus frutos. Dénia, y por extensión, toda la comarca, no sólo han demostrado estar a la altura sino situarse entre los mejores. Östersund, la ciudad sueca anfitriona y máxima coordinadora en el 2016, ha elegido a Dénia junto a Parma como coordinadora del área de estrategia de desarrollo de la Red de Ciudades Creativas de la Gastronomía, prefiriéndonos frente a otras ciudades que llevan mucho más tiempo.

Y con el nuevo reconocimiento, llega otro reto mayor. Tres años para cocinar, compartir, proponer intercambios Erasmus, promover iniciativas ecológicas, explicar procesos de elaboración genuinos... y mucho más. Estamos preparados.  

0 comentarios

Nuestros arroces en Chile con Suculent Gilabert

Bati Bordes y el instagramer Suculent Gilabert preparando un arroz a banda en El Marino Rotes.
Bati Bordes y el instagramer Suculent Gilabert preparando un arroz a banda en El Marino Rotes.

El jueves 22 de septiembre reunimos a la prensa de la Marina Alta en el Marino Rotes para que nuestro amigo el instagramer Suculent Gilabert nos explicara su próximo viaje a Chile. Allí, la prestigiosa universidad Inacap le ha invitado para presentar unas ponencias sobre redes sociales y gastronomía. Los arroces valencianos serán los grandes protagonistas.

Momento en el que Suculent Gilabert explicaba el contenido de sus ponencias en Chile
Momento en el que Suculent Gilabert explicaba el contenido de sus ponencias en Chile

Concretamente el instragramer estará del 3 al 6 de octubre en las charlas que ofrece el área de Hostelería, Turismo y Gastronomía de la Inacap Concepción- Talcahuano. Suculent Gilabert –además de explicar para los alumnos chilenos su proceso creativo y de difusión en las redes sociales de los platos que prepara y fotografía– también cocinará tres arroces: paella, arroz al horno y arroz a banda.

 

La fuente del pescado del arroz a banda
La fuente del pescado del arroz a banda

En el Marino Rotes Suculent Gilabert recibió el asesoramiento de Bati Bordes quien cocinó un arroz a banda tradicional (como se hacía antaño en Dénia) con la fuente de pescado, cangrejos, galeras, patata, cebolla y coliflor. El arroz de caldero y meloso fue la sensación de los periodistas que acudieron al evento. En los entrantes se sirvieron crujientes de anchoa, capellanes, tostas de foie de mar y montaditos de figatell.

Único. El arroz meloso a banda en caldero del Marino Rotes
Único. El arroz meloso a banda en caldero del Marino Rotes

El potencial artístico de Suculent Gilabert (Miguel Gilabert. Pedreguer, 1987) ha crecido en Instagram hasta superar los 11.000 seguidores gastronómicos cuando hace un año apenas contaba con 700. La explosión en las redes de Suculent Gilabert se debe a la creatividad de los platos que prepara y las composiciones visuales que realiza. Gilabert, después de trabajar en el bar familiar de Benidoleig (Sabors) y sacarse el grado de Sociología, ha continuado formándose en la cocina en el Basque Culinary Center, con un ciclo formativo superior de restauración y pasando un verano en el restaurante de Quique Dacosta en Dénia (entre otras experiencias).

"Me gusta la imagen, siempre se ha dicho que los niños comen con los ojos. Pero para mí lo más importante es trasladar la idea de que lo que está en la fotografía, con sus colores, contrastes y elementos, está muy bueno y es saludable. Nunca pondría un plato o una bebida que no son buenos. La comunicación gastronómica debe tener valores, porque si no estamos perdidos ". Desde la Marina Alta y para el mundo enseña cada día sus fotos con un mensaje positivo y alegre.

Gracias a Suculent Gilabert y a todos los que nos acompañastéis en la comida y por difundir la gastronomía de la comarca.

 

El Equipo del Marino

0 comentarios